CONSEJOS PARA UNA BUENA ILUMINACIÓN:

1. Diseñar la iluminación
Para realizar una buena iluminación del espacio se debe tener en cuenta el tamaño del mismo. Se considera como iluminación media 20w/m2. También es importante el color de las paredes, la clase de suelo y por supuesto las distintas funciones que se realizarán en el espacio a iluminar. No es lo mismo un espacio para cocinar, que un espacio para descansar o un espacio para realizar tareas de estudio. Por último, la decisión sobre el tipo de lámpara a utilizar determinará la calidez o no del ambiente.

2. Tipos de iluminación
Hay tres tipos de iluminación: general, que ilumina todo en forma uniforme, ambiental, que es la que marca zonas y crea cierto grado de sensaciones distintas al resto de los ambientes y la puntual, la que resalta distintos elementos o espacios que queremos darle mayor importancia, sea un cuadro, un ornamento, una pared, etc.

3. Cuál es la lámpara que conviene
La tecnología actual permite tener una variedad de lámparas con las que se pueden lograr distintas sensaciones. Las incandescentes (lámparas comunes), son las que generan una coloración cálida, pero tiene como crítica su escasa duración y su alto consumo siendo en la actualidad las menos utilizadas. Las de bajo consumo, duran aproximadamente 5 años, y las hay blancas, que enfrían mucho los ambientes como los tubos fluorescentes, pero hoy han aparecido en el mercado, las denominadas cálidas que mejoran mucho respecto de las otras. Están las halógenas, que emiten una luz blanca y muy brillante, las dicroicas que también al igual que las de bajo consumo, hay con tonalidades distintas.Y por ultimo la nueva tecnología LED que auna lo mejor de cada lámpara pudiendo hacer un sinfín de combinaciones incluyendo los cambios de color con su versión en RGB.A su vez, todas estas lámparas dependen también del tipo de luminaria en que son instaladas, pues los elementos reflectantes de cada uno, hacen que los haces se concentren o se dividan según las superficies de ellos.

4. Las paredes y sus colores
Es importante tener en cuenta los colores de los paramentos donde vamos a iluminar, puesto que cada uno se comporta de manera distinta. Las paredes oscuras absorben gran parte de la iluminación y reflejan casi nada de lo que reciben, mientras que las paredes claras, son altamente reflectivas . A riesgo de no equivocarse, un ambiente oscuro conviene iluminar con luces brillantes, e intercalando con luces cálidas. Mientras que un ambiente claro, merece luz cálida y suave.